martes, 18 de enero de 2011

Guadalupe Cuevas: “El Camino de la Diosa”

“El despertar de la sexualidad femenina es la energía que transformará el mundo”


Aunque se llama “Diosa” a la divinidad que es la Vida, ésta en realidad está más allá de todo género y de toda conceptualización. “El Camino de la Diosa” acepta y honra el Gran Misterio como fuente original de la divinidad y busca recuperar el principio femenino de la Divinidad que en los últimos milenios ha sido subvalorado y perseguido por las corrientes patriarcales.

P - ¿Cómo te iniciaste en el Camino de la Diosa?

G.C. - Cuando me vine a Madrid con 15 años entré en una crisis increíble a nivel religioso. Ya no me servían los valores antiguos de mi formación cristiana y me metí en toda la filosofía de la Nueva Era. Me pasaba el día haciendo meditación y eso me distanciaba mucho de mi realidad, de mi parte familiar. Fue a través del Taoísmo cuando empecé a conocer la Medicina Taoísta, el tai chi,la sexualidad taoísta,... y fui tomando un poco más de tierra.


Empecé con los libros de escritoras como Vicky Noble, Susana Budapest, o Starhawk,... Todo mi proceso ha sido en solitario. Más tarde empecé a investigar en wicca, en el paganismo, y conecté con mi compañero de trabajo actual que es druida y formamos un pequeño circulito entre nosotros, independientemente de mi grupo de mujeres. Ahí hice mis iniciaciones para comprometerme más en el camino. Y ya es un camino sin retorno.

P - Aparentemente estamos en una época histórica donde las mujeres tenemos más poder que nunca... la mujer trabajadora, independiente, liberada...

G.C. - Pero es un Poder entregado a la fuerza masculina. Es una mujer trabajadora que de alguna forma necesita continuamente estar segura de que vale, de que puede, demostrarlo... desde luego hemos avanzado mucho. La auténtica liberación de la mujer, hacer una cosa porque realmente lo sientes dentro, no porque tengas que demostrar al mundo que vales.

P - ¿Cual es la alternativa que propone la Diosa a ser la superwoman, la estupenda trabajadora, madre, amante, ama de casa?

G.C. - La superwoman es la mujer perfecta que quiere el Patriarcado, una mujer encasillada en lo que la sociedad dice que es adecuado y no puede ni gozar por sí misma ni pensar por sí misma. Es una exigencia tan grande que estamos estresadísimas. Pero la alternativa es reivindicar la imperfección, reirte de tus errores y fallos, la capacidad de sentir, de llorar, de emocionarte, de ser normal... y reirte de eso. Y si alguien te exige que seas una superwoman no permitirselo. También es importante decir “no” a muchas cosas. Aprender a decir no y decir “si” sólo a aquello que nos hace sentirnos mejor, a lo que realmente nos llena, nos da energía, nos hace sentirte plenas.

P - Dentro de los distintos arquetipos de Diosas ¿cual ves más necesario en este momento?

G.C. - Pues Artemisa y la Bruja son dos arquetipos que me gustan mucho. Artemisa es la mujer guerrera que se necesita para decir “No” a muchas cosas y para decir “Si” a sí misma. Es una energía joven, de vitalidad. Y la Bruja porque ya es la sabiduría que te va dando la experiencia.Se puede ser sabia a los 30, aunque generalmente la sabiduría va con la edad.

P - De las 3 etapas arquetípicas de la mujer que mencionas en “El camino de la Diosa”... la Doncella, la Madre, la Anciana,... ¿cuáles son sus retos?

G.C. - La sociedad sólo quiere Doncellas, tal y como lo entiende el patriarcado, doncellas bellas y perfectas. La Doncella es una parte de la Diosa maravillosa, con toda la energía y la belleza. Pero aunque tiene mucho entusiasmo todavía no tiene la sabiduría, y es manipulable. A las mujeres se nos ha exigido ese arquetipo. La Madre también es un arquetipo que domina en la sociedad, pero la madre abnegada que tiene que ser madre de los hijos, del marido, de todo lo que que haya a su alrededor, santa, sin sexualidad,... Una madre castrada que puede nutrir a los demás pero no a sí misma y sin vivir su sexualidad.

Y la Anciana está anulada, no existe. Las pobres ancianas y ancianos que vemos son arrinconados, en lugar de pedirles que compartan su sabiduría. Las Ancianas es lo que más teme la sociedad patriarcal. Una anciana que tenga bien puesto su poder se carga todo.

P - Hay una generación de mujeres ya maduras, independientes, muchas de ellas trabajadoras, buscadoras, que tienen un nivel de consciencia,... que pueden hacer muchas cosas...

G.C. - Es que son las que van a cambiar el mundo. Conozco cantidad de mujeres que viven solas, son independientes, que organizan su vida, que están separadas y han tenido hijos, o que han decidido no tener pareja,... Muchas mujeres que son fuertes y que son las creadoras del futuro. Porque la Anciana, qué es la que tiene que despertar está despertando, y la Anciana despierta no sólo en las personas mayores, en cualquier edad, y eso ya es imparable.

P- ¿Qué reacciones has encontrado en los hombres ante la Diosa?

Algunos hombres entran en el Camino de la Diosa pero les duele muchísimo que nos juntemos las mujeres solas. Les gustaría estar, pero lo entienden y respetan. Yo me lo he planteado pero es que las mujeres necesitan un espacio. Hay ya muchos hombres que están despertando a la Diosa.

P- ¿Cuál es la importancia de la sexualidad femenina en el Camino de la Diosa?

Tiene que haber un despertar de la sexualidad femenina, que para mí es lo más difícil, porque ahi es donde está la mayor presión. La mujer está influenciada absolutamente por un rol que le ha colocado la sociedad. Se la ha sometido para complacer al hombre, al exterior, olvidando su propia sexualidad natural y genuina. A veces es necesario un momento de abstinencia, no por represión, sino para pararte y descubrir qué sientes y qué te gusta realmente. Hay montones de mujeres que cuando llevan mucho tiempo en pareja dejan de tener deseo sexual. Y van al terapeuta, pero no es eso. Tu sexualidad, tu propia energía, te da un toque para decirte que por ahí no vas bien.

El despertar de la sexualidad femenina es la energía que transformará el mundo pero para eso la mujer tiene que hacer un camino interior de ver qué es lo que la somete, a qué se entrega, qué busca en la sexualidad, qué es lo que realmente le da energía y le da vida, escuchar sus ciclos... La sexualidad de la mujer es cíclica, no es lineal; no es hoy quiero porque toca y porque hace 3 días que no lo hacemos, no. La sexualidad femenina es un Misterio. Cuando la mujer conecte con esa sexualidad, y hombre y mujer se entreguen a esa sabiduría, la sexualidad femenina cambia el mundo porque es el gozo.

La Diosa es el gozo y el hombre es el que despierta ese gozo y lo hace consciente para sí mismo y para ella misma. Pero las mujeres ya somos gozo, nuestra naturaleza es gozo y placer.

La mujer tiene que liberarse sexualmente y encontrar su equilibrio. Parece que la liberación de la mujer es hacer el amor a todas horas porque es lo que la mente masculina quiere, pero la mujer no está hecha para eso, está hecha para hacerlo cuando es, cuando su naturaleza está preparada.

P- Estamos regidos por el calendario y el reloj y olvidamos nuestro ciclo interno...

G.C. - Hay una sexualidad que es para la continuidad de la especie, pero tambien hay una sexualidad en la que las mujeres podemos tener relaciones sólo por pluro place. Nuestro cuerpo está preparado para ello y esa libertad es la que la mente controladora patriarcal no ha admitido. Y ahí es donde la mujer se tiene que liberar. Hacer el amor porque realmente tu eres gozo y lo quieres hacer pero hacerlo cuando sea el momento tuyo, cuando tu ciclo te lleva a eso.
---------------------------------
Después de 20 años de experiencias en el trabajo con grupos de mujeres y en el camino pagano, Guadalupe Cuevas, ha recopilado las gotas de su inspiración para que las semillas broten reflejando nuestra propia Diosa interna, en el libro “El Camino de la Diosa” (Editorial Mandala). 

Fuente: 
http://www.espaciohumano.com/inicio/Personas/guadalupecuevas%E2%80%9Celcaminodeladiosa%E2%80%9D

No hay comentarios:

Publicar un comentario